volver a MEDIATECA  

Cuando Juan y Tula fueron a Siritinga

CAPÍTULO 13 - ¿Qué tienes en esa alcancia?

 

CONTROL.- CD RITES

Sinopsis Cáp. 12 y avance juego del 13

Loc.- Tras una conversación "privada" con Moona Tirrell, El-Jormaz capitanea la flota de SaucoGrís que vuela hasta Laris donde se reúne con el resto de la Armada Aerostática de Siritinga.

Sorprendidos por un torbellino del Estrecho de Glokaa, harán noche en los NIDOS de JAZNA, a la espera del encuentro con los Víborx en la Sima de SIRA-FLIVIAH: la antesala del laberinto de Xa-Gorna... Me juego lo que quieras...

CONTROL.- Efecto vientos (van de fondo en primer párrafo de narrador y luego vuelven y permanecen durante todo el capítulo).

 

1.- Vigilados por la mirada totémica del espejo oval del Palacio de las Aduanas, y flotando suavemente en las vías del ascensor térmico de la Gran Corriente de Laris, los expedicionarios de SaucoGrís se reunían por fin con el resto de la flota, que les había esperado, anclada por artificiales torbellinos de aire frío al borde de la cornisa del Desfiladero.

2.- Respira, bonito.

1.- ¡Aaaaaaaaah...! Hay que decirle al guionista que a pesar de la majestuosidad de las imágenes, en la radio, lo suyo son las frases cortas.

2.- Pero si en el guión lo único que pone es: "Al fin se reunió la flota sobre el cielo de Laris".

1.- Ya... pero, bueno, alguna "morcillita" para hacerlo más natural...

2.- Lo que tu digas, rey.

(PAUSA)

1.- ¿Qué te pasa?

2.- A mí, nada.

1.- Te has cansado de mí, eso es lo que pasa.

2.- Tu estás tonto, colega.

1.- A mí me gusta trabajar contigo. Me pareces una gran profesional y una mujer magnífica.

2.- Pues estoy con la regla.

1.- ¡¿Ah, sí?! Ya... bueno, mientras no te pase como a Moona Tirrell, yo no tengo problemas.

2.- No. Tú lo que tienes son fijaciones.

1.- ¡Y dale!... No hicimos nada: tomamos unas birras y luego nos metimos en una versión original.

2.- Vampiro, eso es lo que eres, un vampiro y un...

1.- (Interrumpiéndola) Cariño, que nos está oyendo todo el mundo.

2.- Sí, pero como no nos ven, no pueden adivinar lo que estoy haciendo.

1.- ¡¿Pero no estabas mala!?

2.- Me estoy poniendo.

1.- Y la flota... (jadea)... de Siritinga.

2.- Tú deja la flota, que vas a ver lo que es bueno.

1.- Vale, pero "que conste que sólo me desnudo si lo exige el guión".

CONTROL.- Sintonía Siritinga.

Loc.- Entretanto, en el globo insignia, El-Jormaz deteniendo un instante sus manipulaciones con la bocina de señales-sonar, dirige con curiosidad su mirada a un pequeño objeto semi-envuelto entre los pliegues de la Capa de Viaje de la Princesa Tirrell.

El-Jormaz.- Moona...

Loc.- La Princesa, que en ese preciso instante se está acariciando la zona más alta de los muslos con un ungüento verdoso de aspecto repugnante y olor indescriptible, contesta al Almiral de la flota mixta sin ni siquiera abrir los párpados pero girando delicadamente el cuello:

Moona.- ¿Hemos llegado ya...?

El-Jormaz.- ¿Es tuya... esa alcancía azul...?

Moona.- ¿La polvera...? ¡Claro!

El-Jormaz.- Y, ¿qué tiene dentro?

Loc.- Moona Tirrell levantó los párpados con pereza y clavó sus ojos verdes en la garganta del Señor de Laris.

Moona.- Ábrela y sales de dudas...

Loc.- El-Jormaz apoyó una rodilla en la malla metálica que separaba el Castillete de la barca de navegantes y alargando su poderoso brazo cogió con dos dedos la pequeña esfera con incrustadas vetas de zafiro.

Moona.- ¡Pum! Ja, ja, ja

El-Jormaz.- ¿La niña Tingar no se cansa nunca de jugar?

Moona.- Niña Tingar mala y traviesa. Gigante de Laris enfadado... Pégame... Pégame, anda.

Loc.- El-Jormaz, crispando ligeramente los nudillos, hizo un gesto con la otra mano para abrir con mucho cuidado la bella alcancía de la princesa... los ojos de Moona Tirrell se iluminaron y su pecho dejó un instante de respirar.

El-Jormaz.- ¡Toma! Ábrela tú. Si no lo haces, no te pegaré...

Loc.- La aparición en ese instante de la siniestra cabeza de un guardia alcotán en la escotilla de navegantes detuvo el gesto de El-Jormaz.

El-Jormaz.- ¡¿Qué pasa!? Yago-Asan.

Yago-Asán.- NIRSAIHAS TAMANA. NIRSA DA-BAS.

El-Jormaz.- Bien, déjalos ahí y prepara un halcón.

Loc.- Antes de retirarse obediente y silencioso como una rapaz en vuelo, Yago-Asan dejó tres cilindros de marfil traslúcido sobre el pebetero en el que ahora quedaba olvidada temporalmente la alcancía. El-Jormaz sacó de la escondida faltriquera una lupa con tres lentes superpuestas y la fue aplicando uno a uno a los extremos abiertos de los cilindros. Levantándose con gesto perezoso, Moona Tirrell se acercó al gigante y posó su mano en el gran cuenco de mimbre. La garra velluda de El-Jormaz paralizó su muñeca hasta que los labios de la princesa se pusieron de un intenso color violeta.

 

El-Jormaz.- Esta noche dormirás conmigo. Voy a anclar parte de la flota frente a los Nidos de Jazna.

Moona.- No te fías de Xa-Gorna.

El-Jormaz.- No me fío de los torbellinos del Estrecho de Glokaa. Y a la vieja Fliviah no le importará esperar un día más... si tú puedes soportarlo...

CONTROL.-

Loc.- La Princesa se soltó de un tirón y, antes de que el gigante reaccionara, barrió de un manotazo el pebetero. La polvera rodó por el castillete hasta el borde del barandal.

Moona.- (Con falsa pena) ¡Mi polvera!

El-Jormaz.- ¡Ondagua!

Loc.- De alguna parte de la barca de navegantes se precipitó al vacío un halcón de cuello amarillo. Antes de que la Princesa Tingar pudiera enjugarse sus falsas lágrimas, el ave se posó con un golpe de alas en el brazo velludo del Señor de Laris. En el pico, brillaban las vetas de zafiro de la valiosa alcancía.

CONTROL.- Ráfaga triunfal

1.- Ya has oído lo que ha dicho el gigante de Saralham. Por razones meteorológicas se aplaza la visita a la Vieja Fliviah y hacemos noche en los Nidos de Jazna.

2.- ¡Qué ilusión, a lo mejor ponemos un huevo!

1.- Pues mira chica, yo, si lo exige el guión, puedo poner hasta dos.

CONTROL.- CD RITES